sábado, 6 de agosto de 2011

El médico José Lázaro Civill


A pesar de que su nombre se vincula hoy, sobre todo, al Centro de Mayores de La Carlota, lo cierto es que son muchísimos los vecinos de nuestra localidad que aún recuerdan a José Lázaro Civill como el médico que ejerció en nuestro pueblo durante más de dos décadas allá por el tercer cuarto del pasado siglo XX. Una realidad que no impide que, a la vez, sea para muchísimos carloteños un gran desconocido. Precisamente por ello, y gracias a la información incluida en un interesante estudio biográfico realizado por Alfonso Polo Alfaro (cuñado de José Lázaro), ofreceremos algunas pinceladas sobre su trayectoria biográfica.

Hijo del zaragozano Felipe Lázaro Dehesa, capitán del Real Cuerpo de la Armada de Caballería (y que alcanzaría el grado de general de brigada honorífico) y de la barcelonesa Antonia Magdalena Pía Civill Urpí, nació en Barcelona el 23 de diciembre de 1908. La profesión de militar de su padre, llevaría a la familia a tener que trasladar su domicilio a varios puntos de la geografía nacional (Melilla, Villafranca del Penedés y Zaragoza) durante la niñez y juventud de José Lázaro.

En 1917, ya en Zaragoza, nuestro biografiado acudiría al Colegio de El Pilar de los Hermanos Maristas. Su madre fallecería en 1919 de un coma diabético cuando sólo contaba con once años; precisamente el mismo año en el que acabó sus estudios primarios y superó las pruebas de ingreso en el Instituto General y Técnico de Zaragoza. Allí hizo sus primeros años de Bachillerato, trasladándose en 1922 al Instituto General y Técnico de Córdoba; donde acabaría dichos estudios en julio de 1925.

En 1927, al jubilarse su padre, y tras haber realizado el Curso Preparatorio en la Facultad de Medicina de Cádiz, se trasladó a Madrid donde se matriculó en la Facultad de Medicina de la Universidad Central; licenciándose en Medicina y Cirugía en 1932.

Sus primeros destinos lo llevarían en 1934 a ser médico titular, primero, de Huerto de Valdecarábanos y, después, de Seseña; ambos municipios localizados en Toledo. Pero sólo unos meses más tarde, el Gobierno de la República Española lo nombró médico de los Servicios de Intervención del Protectorado Español de Marruecos; donde ejercería distintos puestos y responsabilidades hasta 1940. En este último año, tras haberse resentido su salud por exceso de trabajo, solicitó su cese.

De vuelta en Madrid, preparó unas oposiciones de la Asistencia Pública Domiciliaria, obteniendo plaza en Adamuz (Córdoba); de la que tomó posesión en enero de 1941. En este municipio permaneció hasta agosto de 1952, cuando consiguió plaza en La Carlota. En septiembre se posesionó como médico de familia de nuestra localidad y, en noviembre, como médico titular en propiedad. Este habría de ser su último destino, ya que aquí pasaría veintiséis años ejerciendo su profesión; hasta que se jubiló en diciembre de 1978, al cumplir los setenta años. Aún así, el amor a su trabajo lo llevaría a ejercer todavía once años más en su domicilio particular de Córdoba.

Asimismo, también en nuestro pueblo conocería a la que sería su esposa, Fuensanta Polo Alfaro, con la que contrajo matrimonio en Córdoba en 1955. Aún más, aquí nacerían todos sus hijos, así como algunos de sus nietos.

José Lázaro falleció en Córdoba el 5 de enero de 1994, siendo enterrado en el cementerio de La Carlota; donde también descansan su padre y su hermana Rosina.

Fuente: Adolfo HAMER, "Una vida conservando la vida", La Crónica de La Carlota, nº 90 (marzo de 2011), p. 16.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada